Tolox viaja en el puente al siglo XVI con el Día de las Mozas

Del 6 al 8 de diciembre en una jornada festiva de recreación histórica que transformará la Plaza Alta del municipio en un poblado del siglo XVI.

Málaga


Así ha dado a conocer el diputado provincial de Cultura, Víctor González, junto al alcalde de Tolox, Bartolomé Guerra, y Miguel Gallardo, representante de la Asociación Cultural "Las Mozas, Fuego y Amor", en la rueda de presentación de esta festividad que conmemora los hechos ocurridos durante la Navidad de 1539, una época de tensa convivencia entre los antiguos habitantes del municipio de Tolox, descendientes cristianizados del reino Nazarí, y los recién llegados cristianos viejos.

El domingo 8 tendrá lugar la gran cencerrada por las calles del municipio, y durante los tres días habrá una plaza típica de aquella época, tabernas, panadería, artesanos, teterías. Además, un amplio grupo de actores y actrices vecinos de Tolox, ataviados con trajes de la época confeccionados por ellos mismos, contarán una historia dividida en diferentes escenas que permitirán comprender un poco mejor los sucesos que se derivaron en la expulsión morisca.

También se ofrecerán pasacalles de moros y cristianos, talleres de antiguos oficios, mercadillos, juegos populares y gastronomía de la época.

El alcalde del municipio, Bartolomé Guerra, ha invitado a los turistas a visitar las actividades de las mozas y además, que disfruten de los senderos de Tolox. Por otro lado, Miguel Gallardo ha comentado que se trata de un viaje al pasado en el que, a pesar de estar desarrollado en un ambiente cruento, "hay buena conciliación y sintonía, amor, intriga y fuego".

LOS ORÍGENES

Según la historia, la disputa entre dos mozas --una cristiana y otra morisca-- que querían hornear sus confituras, desembocó en un terrible enfrentamiento entre los dos bandos que acabó con el levantamiento de los moriscos y la expulsión de los cristianos.

Días después, los cristianos regresaron acompañados por los habitantes de los pueblos vecinos, tocando caracolas y cencerros con tal estruendo que los moriscos terminaron huyendo al creer que se acercaba un batallón. En recuerdo de estos acontecimientos, cada 8 de diciembre los vecinos de Tolox ocupan el pueblo haciendo sonar los cencerros.

Con el tiempo, los acontecimientos que originaron la festividad pasaron a un segundo plano y la fiesta adquirió un carácter de cortejo, ya que, cuando se escenificaba la tradicional cencerrada por las calles del pueblo, los mozos hacían sonar sus cencerros y caracolas con especial energía al pasar frente a la casa de la moza que cortejaban. De ahí que la fiesta haya acabado adoptando el nombre de "Día de las Mozas".