Las obras de la última fase de la depuradora de Nerja se inician esta semana

Estos trabajos se podrán llevar a cabo después de que el Ministerio para la Transición Ecológica aprobara el pasado mes de septiembre el modificado del proyecto, que suponía elevar su coste en dos millones de euros.

Axarquía

En este sentido, se abordará la construcción de los emisarios, ejecutándose sin afectar al disfrute de la playa de Burriana. Tras aprobarse el modificado, según las fuentes, los trabajos se iniciarán esta próxima semana.

Una vez finalice esta última fase, en 2020, la EDAR podrá funcionar en pruebas durante un plazo de seis meses antes de su puesta en marcha definitiva, cerrando así años de espera para la finalización del saneamiento integral de la Costa del Sol.

La subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez,
ha destacado el inicio de estas obras para que los trabajos de la depuradora encaren su "recta final", incidiendo en que se realizará una actuación "menos agresiva sobre Burriana que interrumpirán en nada la actividad lúdica y de uso turístico de esa playa".

El proyecto de la EDAR de Nerja, adjudicado en 2013 por 23 millones de euros y cuyas obras se iniciaron en 2014, acumula un retraso de más de tres años, motivado sobre todo por la quiebra de la empresa adjudicataria en 2017, que obligó a paralizar los trabajos.

Tras ser retomadas a principios de 2018, las obras volvieron a quedar en suspenso, aprobándose el modificado el pasado mes de septiembre e iniciándose ahora la última fase para su conclusión definitiva.