Inmovilizan en dos meses cerca de 70 taxi piratas en el aeropuerto de Málaga

El Ayuntamiento refuerza el dispositivo en el aeropuerto de Málaga para combatir el intrusismo en el sector del taxi por el aumento de la presencia de vehículos no autorizados.

Aeropuerto

En concreto, el resultado de dicha actuación municipal se cifra en la inmovilización de 66 vehículos inmovilizados por transporte de viajeros sin título habilitante, lo cuáles han quedado en depósito y la documentación retenida hasta el pago de la sanción --1.380 euros actualmente-- y los gastos de inmovilización.

Así lo han informado este jueves los concejales delegados de Seguridad y Movilidad, Avelino de Barrionuevo y José del Río, respectivamente.

En rueda de prensa han precisado, además, que el Área de Movilidad elevará próximamente la cuantía de la sanción por motivos de reiteración, de acuerdo con las circunstancias previstas en la Ley de Ordenación de los Transportes Urbanos y Metropolitanos de Viajeros en Andalucía.

En dicho caso, la sanción a imponer se eleva hasta los 2.760 euros. Y, en ausencia de reiteración, la cuantía de la sanción a imponer se eleva a los 1.700 euros.

Se considera como taxis piratas los vehículos particulares sin títulos habilitante alguno para el transporte de viajeros por carretera, por tanto, carecen de la cobertura de seguro de responsabilidad ilimitada a la que se obliga a aquellos vehículos VT (taxis) o VTC (alquiler con conductor), lo que implica un riesgo que en muchos de los casos ni tan siquiera conoce el usuario, muchos de los cuales sobretodo de origen extranjero, creen que se tratan de transportes legales.

Además, los conductores de estos vehículos no aplican una tarifa oficial, y su proceder se basa en una negociando directamente el pago por el viaje, provocando con ello una intrusión y una competencia desleal con el sector legalizado.

El ser humano es libre; es algo más importante que decir que tiene derecho a la libertad. Ninguna persona necesita ni depende de que un gobierno o grupo alguno se lo reconozca. Sin embargo, vivimos en un mundo en el que, aún hoy, muchos seres humanos sufren la ausencia de libertad.