De la Torre planteó que García Urbano, alcalde de Estepona, fuera su 'número 2'

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha reconocido que hubiese 'sido bueno' que su homólogo en Estepona y candidato a la reelección, José María García Urbano, fuera el número 2 por Málaga en las elecciones municipales, como el propio De la Torre le había planteado.

Elecciones Municipales

"Me he planteado y me plantearé siempre aquello que sea mejor para la ciudad, no para mí, para la ciudad; desde el punto de vista de su presente y su futuro", ha asegurado De la Torre tras ser cuestionado por los periodistas, lamentando que "no ha podido ser" que García Urbano sea su número 2, tal y como ha adelantado este viernes el diario "Málaga Hoy".

Ha admitido que pensó en García Urbano por las cualidades "que le adornan", y la "eficacia de su trabajo; hubiera sido bueno, nada más", afirmando que "hay más personas que pueden también hacer una magnífica labor en ese puesto".

Ha agregado, además, que aunque le propuso al regidor de Estepona ir de número dos "no tiene por qué" suponer que en un futuro fuese alcalde de Málaga, señalando que "es un tema de cara a las elecciones estas".

En este sentido, ha dicho, tras ser cuestionado sobre si da su brazo a torcer, que "queda poco tiempo" y "tengo que plantearme, por tanto, otras estrategias que siempre estarán en mi deseo de buscar lo mejor para la ciudad en el presente y en el futuro".

Sobre el número 2, De la Torre ha dicho que "quedan días" antes de que tenga que conocerse, por lo que "es un tema que está abierto". En este sentido, y tras ser cuestionado sobre si debe ser el candidato a alcalde quien proponga el nombre de su mano derecha o debe ser el partido, el regidor "popular" ha dicho que "es un pregunta de cierta complejidad".

Así, ha dicho que "desde el punto de vista teórico, siempre debe haber una decisión del partido, pero lógicamente, con el candidato debe ser un trabajo consensuado y desde el punto de vista práctico depende de situaciones personales de cada ciudad, de cada candidatura y momento...".

Por ello, ha asegurado: "No soy partidario de abrir de situaciones de crisis, esa es la realidad, y por tanto sí buscar soluciones donde ver las cosas lo menos en crisis posible".

Cuestionado, en concreto, sobre si ha pensado condicionar ser alcaldable con elegir a su número dos, ha dejado claro que "lo he descartado", reiterando que "no soy partidario de abrir una situación de crisis, de no crear situaciones que sean complejas de resolver y de buscar soluciones de consenso".

De igual modo, sobre el hecho de consultar directamente a nivel nacional saltándose a las direcciones provincial y regional, De la Torre ha admitido que ha hablado directamente con la dirección nacional del PP. "Lo de menos es cómo se plantee, lo importante es el contenido", resumiendo, de nuevo, que el hecho de que García Urbano fuera el número dos de su lista "hubiera sido bueno". "Pongo los temas de la ciudad por encima de cualquier cuestión, por encima de estrategias personales", ha enfatizado.

Por otro lado, aunque no ha dado nombres sí que ha dejado claro que "haremos la mejor lista, que es lo que es mi obligación de cara a los malagueños".

Por último, cuestionado por si debido a este asunto la relación con Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga y consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía, se han enfriado, ha aclarado que con Bendodo "tengo unas relaciones muy profesionales en el sentido de su trabajo en la Junta".

"Confío mucho en el trabajo de la Junta, en el cambio que se está dando", ha dicho, aludiendo a los trabajos de inicio para mejorar el acceso al PTA.

"Eso --ha continuado-- es lo que debe primar y prima", insistiendo en que con Bendodo las relaciones son "muy profesionales, muy institucionales y desde una lealtad institucional; tengo mi obligación como alcalde de que tengamos la mejor relación posible con la Junta", ha concluido.

El ser humano es libre; es algo más importante que decir que tiene derecho a la libertad. Ninguna persona necesita ni depende de que un gobierno o grupo alguno se lo reconozca. Sin embargo, vivimos en un mundo en el que, aún hoy, muchos seres humanos sufren la ausencia de libertad.