Llega un nuevo boom inmobiliario a la Costa del Sol

El mercado inmobiliario andaluz está en el punto de mira de inversores nacionales e internacionales, con una creciente demanda en la Costa del Sol, que este año mantendrá la tendencia al alza con la obra nueva como uno de sus principales incentivos. La mejora de la economía, las condiciones de financiación, la elevada rentabilidad del alquiler y la reactivación de nuevos proyectos confirman un nuevo boom.

Costa del Sol

Esta es una de las conclusiones del informe de mercado 2018-19 elaborado por Engel & Völkers, que también destaca que si hasta ahora el crecimiento se había producido de forma desigual desde el punto de vista geográfico, a partir de este año el aumento de compraventas y las subida de precios se extenderá a la mayoría de las localidades "premium" del litoral andaluz.

En este sentido, la directora de operaciones y expansión de los Metropolitan Market Center y la red de franquicias de Engel & Völkers en España, Portugal y Andorra, Constanza Maya, prevé "un incremento más moderado tanto en precios como en volumen de transacciones para 2019 en el entorno del siete al diez por ciento".

"La capital de la Costa del Sol, ha sido una de las grandes revelaciones de 2018, tal como adelantábamos en el informe de mercado de 2017-18. Su amplia oferta cultural, una innovación constante, un fuerte tejido empresarial y una sólida red de infraestructuras han situado a Málaga en el objetivo de muchos inversores inmobiliarios", ha sostenido Maya.

La obra nueva ha resurgido con fuerza en los últimos años en la Costa del Sol. Así, han precisado en un comunicado que en un mercado en el que los compradores foráneos acaparan el 60 por ciento de las operaciones, los precios han alcanzado en 2018 una media superior a los 3.000 euros por metro cuadrado en Málaga capital impulsadas por los precios alcanzados en La Malagueta, el centro histórico y Limonar, las zonas más solicitadas de la ciudad.

Esta llegada masiva del inversor internacional en busca de una segunda residencia ha disparado el precio máximo en zonas del centro hasta los 8.000 euros/m2 que han llegado hasta los 9.000 euros/m2 en La Malagueta, ha apostillado.

"Su ubicación en primera línea de playa y la escasez de suelo provoca un desajuste entre oferta y demanda que dispara el precio, principalmente en las direcciones más demandadas como los paseos de la Farola, de Reding y el Paseo marítimo Ciudad de Melilla", ha añadido Maya.

MARBELLA

Precisamente, Marbella, "oasis inmobiliario sinónimo de lujo internacional", ha resurgido como destino de inversión tras unos años de parálisis "dando paso a más clientes españoles y cambiando la nacionalidad de los internacionales, que acaparan más del 80 por ciento de las compras".

En concreto, hay una mayoría de europeos llegados de Alemania, Suiza, Bélgica, Holanda, Francia, Reino Unido y países escandinavos, los clientes han rejuvenecido su perfil demandando una nueva tipología de vivienda.

Las villas modernas, preferiblemente de nueva construcción, con las últimas tecnologías en domótica, suelos radiantes, otras comodidades como ascensor, sala de cine, spa, cocina de planta abierta son las más solicitadas. Todo ello en grandes superficies y amplios jardines donde se valoran especialmente las vistas al mar y la cercanía a campos de golf.

Las propiedades en Los Monteros, Río Real Playa y en urbanizaciones como Las Chapas no bajan de los 10.000 euros/m2, en línea con zonas como Puente Romano, Sierra Blanca o Guadalmina Baja, seguidos muy de cerca por Puerto Banús, Nueva Andalucía, La Zagaleta o Benahavís.

Engel & Völkers ha comenzado a operar en 2018 en Benalmádena y Mijas por su gran potencial inmobiliario. La variada oferta con un amplio abanico de precios y la calidad de sus infraestructuras e inmuebles los han situado como los pueblos más solicitados como destino vacacional del litoral malagueño.

Puerto Marina y El Higuerón configuran la oferta más exclusiva de Benalmádena, donde se ubican las direcciones más valoradas por los compradores con precios medios superiores a los 3.000 euros/m2. Por su parte, el apetito inversor por el conjunto histórico artístico de Mijas, que ha doblado su población en la última década, ha disparado los precios hasta niveles de 8.000-9.000 euros/m2 en las zonas de Calahonda, Atalaya y Cala de Mijas.

ALQUILER DE LARGA ESTANCIA

El mercado del alquiler en Málaga ha registrado un fuerte impulso en la ciudad debido a una oferta muy por debajo de la demanda que, para 2019, se prevé que aumente. La razón de esta mayor oferta se encuentra en que muchos propietarios vuelven a arrendar sus casas por largas temporadas en lugar de optar por el alquiler vacacional.

El precio medio de alquiler de una vivienda oscila dentro de un rango entre los nueve y 12 euros/m2, si bien y tal como ocurre en la compraventa, hay direcciones en el centro y La Malagueta como la calle Larios y el paseo marítimo Ciudad de Melilla, respectivamente, que alcanzan los 15 euros/m2. También entre los clientes, la tarta se reparte entre el 60 por ciento de extranjeros frente a un 40 por ciento de españoles.