Sergio Mora ilustra la biografía de Chiquito

Acaba de publicar 'Las legendarias aventuras de Chiquito' (Temas de Hoy), una biografía ilustrada en el que ha destacado la figura del malagueño, "un ejemplo de humor que nunca buscó hacer daño".

Málaga

A la hora de confeccionar este relato, Mora detalla que la idea de centrarse en Gregorio Esteban Sánchez Fernández (Málaga, 1932), el humorista, cantaor de flamenco y autor que se escondía tras el pseudónimo de "Chiquito de la Calzada", surgió de una conversación casual en las navidades de 2017. "Siempre me han llamado la atención los biopics", ha precisado.

Así, a raíz de un encuentro en un restaurante japonés de Barcelona en el que estaban presentes su editora y su mujer, hablando con el dueño del local (Arito Katana, palmero y amigo íntimo de Chiquito) les reveló la relación que había mantenido con el humorista cuando actuaba en un tablao flamenco de Tokio y decidieron novelar la vida del cómico cuya infancia estuvo marcada por el hambre por lo que era habitual la expresión: "Pasábamos más hambre que el sastre de Tarzán".

Mora ha indicado que, a la hora de escribir el libro, no quiso contar con la versión que aportaban las biografías, sino que recurrió a Internet y a las crónicas de los periodistas de la época. "No lo conocí pero, al igual que muchos españoles, estuvo en el salón de mi casa", ha bromeado. Además, ha adelantado que próximamente se reunirá en Málaga con su sobrina (su heredera legal) con motivo de la presentación del libro.

"Me ha basado en las anécdotas más legendarias aunque también hay una parte de fantasía", ha añadido Mora para describir a Chiquito como "un humorista que no había estudiado ni había pasado por un filtro intelectual. Lo hacía por supervivencia".

"Los chistes de Chiquito contradicen todo lo políticamente correcto pero tal y como decía las cosas derrumbaba a todos porque no había intención de hacer daño. Si eres negro y Chiquito te cuenta un chiste, te vas a reír", ha asegurado.

En sus comienzos, el cantaor actuó en Torremolinos, donde empezó en el tablao del Mariquilla, con quien estuvo cerca de 25 años. Fue una época en la que se codeó con actores de la talla de Marlon Brando y posteriormente tuvo que residir en Japón durante dos años por motivos laborales. Allí fue palmero de Paco de Lucía. Precisamente, la portada del libro está inspirada en su época en el país asiático.

En la década de los 80 llegó a Madrid, donde actuó en los principales teatros de la capital. En 1985 apareció brevemente como palmero en un episodio de la serie "Vacaciones en el mar" pero fue a los 62 años cuando "Chiquito de la Calzada" saltó a la fama al ser descubierto por el productor Tomás Summers y posteriormente contratado para el programa de televisión de humor "Genio y figura", que por aquel entonces se emitía en Antena 3 Televisión.

EJEMPLO DE BUEN ROLLO

A partir de ese momento, estuvo ligado a la fama y protagonizó varias películas ("Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera" (1996), "Brácula: Condemor II "(1997); "Papá Piquillo" (1998); "El oro de Moscú" (2003); "Spanish Movie" (2009) o "Torrente 5: Operación Eurovegas" (2014)) así como series y programas de televisión. Fue galardonado con la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes en 2017 a título póstumo.

Con este libro, con el que Mora ha descubierto que le encanta escribir pero que tenía "complejo", el autor también busca acercar esta figura a los "millennials", con el fin de que lo tengan de referencia y sientan "curiosidad por el personaje". "Es sano que nos contagiemos de él y vivamos tranquilos. Era un ejemplo de humor y de buen rollo", ha reiterado.

Mora, ganador del Latin Grammy al mejor diseño 2016 por "El poeta Halley" de Love of Lesbian, recientemente ha diseñado los murales de los restaurantes del chef José Andrés en Miami y Nueva York, ambos proyectados por Philippe Starck.

El ser humano es libre; es algo más importante que decir que tiene derecho a la libertad. Ninguna persona necesita ni depende de que un gobierno o grupo alguno se lo reconozca. Sin embargo, vivimos en un mundo en el que, aún hoy, muchos seres humanos sufren la ausencia de libertad.