La mirada expresionista de Varnauskas llega al Museum Rando con 'Maternidades'

'Maternidades', de Zenonas Varnauskas, comisariada por Ina Mindiuz y cofinanciada por el Consejo Lituano de la Cultura, llega al Museum Rando y podrá verse hasta el 30 de mayo.

Museos

Zenonas Varnauskas (1923-2010) es uno de los pintores referentes del expresionismo lituano. La maternidad ha sido un tema protagónico en su producción artística, recurre una y otra vez a esos momentos que condensan en sí mismos la complejidad de la naturaleza humana: el vínculo de una madre con su hijo.

El pintor recalcaba su interés y admiración por esta relación en la que podía contemplar la belleza del amor y la crueldad del dolor cuando se les condena a una vida de sufrimiento. Así, desde el museo han recordado que no se puede obviar que Varnauskas tuvo que vivir y crear en tres épocas: la II Guerra Mundial, la República Socialista Soviética y la nuevamente recuperada la Lituania independiente.

En sus obras se entremezclan la tradición de la Escuela de Arte de Kaunas (impuesto por los soviéticos) y la creatividad espontánea y natural del artista. Los períodos que abarca la exposición coinciden con períodos de modernización de la pintura en Lituania.

La búsqueda de la expresión individual revivió la tradición de la pintura colorista lituana de entreguerras, más cercana al conocimiento del modernismo occidental.

En esta muestra se pueden recorrer las épocas y políticas de un país a través de los diferentes significados de su obra, mediante los caminos de la vida de las mujeres que se presentan trágicos, majestuosos y eternos. "Caminos llenos de esperanza y desesperación. Los tiempos cambian pero las mujeres se encuentran en la misma encrucijada: dar a luz, cuidar y enterrar. Las figuras de la madre y los niños son presentadas desde una amplia gama de ángulos que transmiten posturas tristes, melancólicas y marcadas por el dolor de un mundo de necesidades. La simplicidad de las miradas, protagonistas de cada obra, capturan el toque sensible, nostálgico, que detona cuando percibes que no sonríen", han indicado.

Parece que, en estas series, el autor investigó cuidadosamente cada momento de la vida; complementa o, como en un juego, abandona un estado de ánimo puramente negativo introduciendo un fondo de paisaje en las creaciones que rodean las formas. Su obra se trasforma en un expresionismo delicado, de transparencia simple pero de una alineación rica y compleja.

Al igual que las estatuas del arte popular, las imágenes de las Madonas se resucitan en la pintura de Varnauskas con la deformación expresiva, las líneas y los trazos resueltos y un extraordinario uso del color.