El Festival de Teatro se asoma a la soledad en tiempos de hiperconexión con 'Mirona'

El Festival de Teatro de Málaga se asoma este miércoles a la soledad voluntaria en tiempos de hiperconexión con 'Mirona', texto de Paco Bernal protagonizado por Ángela Chica.

Teatro

"Mirona" es una comedia que se transforma en drama a lo largo de sus 60 minutos de duración y que invita a una reflexión sobre la sociedad y el individualismo, según han informado desde el Teatro Cervantes en un comunicado.

El autor cordobés afincado en Málaga y la intérprete ubetense formada en la ESAD de la capital de la Costa del Sol coinciden en este monólogo sobre la misantropía y el concepto de "normalidad" que dirige Juan Vinuesa, y que se verá en el Teatro Echegaray este miércoles a las 20.00 horas --entrada única 15 euros-.

En "Mirona", un día, una chica que vive en un tejado descubre que se entiende mejor con una mosca que con cualquier ser humano. En este ágil monólogo interpretado por la actriz Ángela Chica, los espectadores son testigos de un atardecer en el tejado desde el que Dolores pasa los días "odiando a la gente". Habla de la libertad en la forma de vida, pero también de los límites de la normalidad.

El Echegaray cambiará a continuación de registro con "Cisneros. La línea de tiza", que supone "una zambullida en la laberíntica historia de España en las puertas del siglo XVI", un montaje que se estrenó en 2017 coincidiendo con la celebración del quinto centenario de la muerte del cardenal y regente de Castilla.

Está protagonizada por Roberto Quintana, al que acompañan en escena Eugenio Jiménez en el papel del bufón y el músico Chiqui García. Parte de un texto de José Luis de Blas que dirige el propio Quintana y produce Euroscena. Abrirá las puertas del Teatro Echegaray el jueves 7 a las 20.00 horas --entrada única 15 euros--.

La obra se sitúa en noviembre de 1517. Carlos I llega a España y Cisneros, regente de Castilla desde la muerte de Fernando el Católico, prepara con la ayuda del juglar Santillos su encuentro con el nuevo rey, al que deberá restituir la potestad del reino.

El ser humano es libre; es algo más importante que decir que tiene derecho a la libertad. Ninguna persona necesita ni depende de que un gobierno o grupo alguno se lo reconozca. Sin embargo, vivimos en un mundo en el que, aún hoy, muchos seres humanos sufren la ausencia de libertad.