'Espejismo', una dosis de irreverencia y de reivindicación de libertad

El Festival de Teatro estrena el nuevo montaje de El Espejo Negro, 'Espejismo', un espacio 'abierto a lo desconocido y a lo prohibido'.

Teatro

Coincidiendo con los 30 años de la creación de la compañía, Ángel Calvente vuelve a subirse a las tablas con una propuesta "que no dejará indiferente a nadie, en un extenso repaso a su carrera artística y a su forma de hacer y de entender el teatro de marionetas", según han informado desde el teatro a través de un comunicado.

Laín Calvente, Ángel Calvente y José Vera serán los tres manipuladores de un espectáculo cuyo guión es del propio Ángel y de Angélica Gómez, y que cuenta con las colaboraciones de, entre otros, Miguel Olmedo en la banda sonora, Antonio Regalado y Laín en el diseño de la iluminación o Carmen Ledesma y Elisa Postigo en la confección del vestuario. Ángel Calvente firma la dirección, la escenografía y la construcción de las marionetas, además de coescribir el guion y manipular en escena.

"Espejismo" se cuestiona los antiguos roles de género a través de su protagonista, un maestro de ceremonias llamado Estío, "andrógino y turbador, que sirve al creador malagueño como catalizador de sus preguntas y desafíos".

La obra de El Espejo Negro, que se verá este viernes y sábado en el Teatro Echegaray. Se trata de "una espiral de personajes, humor ácido y despliegue técnico con el que Calvente expone una de sus obsesiones, la reivindicación de la libertad en unos tiempos oscuros en los que nuestro margen de acción personal y creativo está acogotado por la autocensura".

Con tres décadas de carrera a sus espaldas, y después de haber recibido el reconocimiento a la trayectoria en los Premios Ateneo de Teatro, El Espejo Negro desplegará una nueva dosis de irreverencia en una "fiesta del teatro" cargada de sorpresas.