El Ayuntamiento apuesta por visibilizar la marca Málaga a nivel internacional

Málaga es uno de las destinos urbanos que más crece en España. Si 2018 lo ha cerrado con una estimación de 2,62 millones de pernoctaciones y 1,36 millones, las previsiones para este año que acaba de comenzar son optimistas.

Turismo

Así lo ha indicado la concejala de Turismo y Promoción de la Ciudad, María del Mar Martín Rojo, quien ha subrayado los más de 3.200 millones de impacto económico de la actividad turística en la ciudad, cantidad alcanzada por primera vez en el último ejercicio (octubre de 2017 a octubre de 2018).

Los motivos para visitar Málaga son el ocio y las vacaciones, destacando entre los que pernoctan el interés por vivir una experiencia o por el segmento de turismo urbano, con especial motivación por la oferta cultural y museística, además de la gastronomía. Los que sólo pasan un día priorizan pasear por las calles, realizar actividades gastronómicas y culturales y conocer museos.

Martín Rojo ha destacado que los retos para este año nuevo son consolidar la oferta de la ciudad, asegurando que "lo mejor está por llegar". A su juicio, hay que potenciar esa marca Málaga en el exterior, no sólo a nivel turístico sino como destino para vivir, trabajar e invertir.

Todo ello, ha añadido, debe llevarse a cabo bajo el paraguas de la sostenibilidad, no sólo medioambiental sino social y económica. "La prioridad es la calidad de vida del residente y partimos de ahí y buscamos ese equilibrio. El que viene a una ciudad maravillosa lo hace para disfrutar y eso tiene que compatibilizarse con el que vive aquí", ha expuesto.

En este sentido, cuestionada por las críticas a la situación del centro histórico y si se ha convertido en un parque temático, Martín Rojo ha invitado a reflexionar y ha asegurado que cuando uno viaja suele ir a los centros históricos de las ciudades: "Es donde están la mayoría de los recursos y Málaga no es diferente. Hay que empatizar con el turismo siempre que sea respetuoso".

Según la edil, Málaga está "mucho mejor que hace 20 años; eso es porque lo hemos trabajado y nos hemos esforzado". A su juicio, ese crecimiento del turismo debe ser "ordenado" y ha subrayado que el Consistorio está abriendo la actividad turística a los barrios, con cuatro rutas alternativas (Tabacalera, El Palo y Pedregalejo; el Soho barrio de las artes y La Malagueta), pero también ha recordado que existe el Campamento Benítez, la desembocadura del Guadalhorce, los Montes de Málaga o los muchos eventos que se llevan a cabo en la capital, no sólo culturales sino deportivos o de congresos.

GRADO DE SATURACIÓN MENOR

"Málaga está apetecible", ha resumido la concejala, quien ha recordado que pocas ciudades tienen el "privilegio de bajarte de un crucero y estar prácticamente en la calle principal de la capital". Sí ha dejado claro Martín Rojo que Málaga, pese al incremento del turismo, tiene un índice de saturación del 2,81 por ciento, frente al 4,8 por ciento de Palma de Mallorca, el siete por ciento de Granada y menos a otras ciudades como Sevilla o Venecia.

Así, ha manifestado que la capital de la Costa del Sol no está "en ese grado de saturación ni tiene que llegar a él". Por ello, ha continuado, "se trabaja en políticas de abrir rutas alternativas" por el resto de distritos de la ciudad.

"De nada sirve la cantidad, prefiero la calidad y llevamos años trabajando en una oferta completa y de calidad", ha enfatizado, añadiendo que el Consistorio seguirá trabajando por la sostenibilidad y para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

"La prioridad es la calidad de vida del residente. Partimos de ahí y buscamos ese equilibrio", ha reiterado. También ha abogado por seguir en la línea del turismo inteligente, como 'smart city' y en esa sostenibilidad ambiental, social y económica, además de continuar adelante con proyectos como Andalucian Soul, la marca conjunta con las ciudades de Córdoba, Granada y Sevilla para viajeros de mercados de larga distancia.

VIVIENDAS DE USO TURÍSTICO

Málaga, al igual que otras ciudades, tampoco ha escapado al aumento de las viviendas de uso turístico. En este último año el Área ha realizado "un esfuerzo importante para analizar el número real" de ellas. Hace un año, ha apuntado, había 12.000 plazas y este año alcanzan las 20.000, es decir, unas 4.000 viviendas.

"No es que de pronto haya el doble de viviendas turísticas sino que había muchas no inscritas en el Registro de la Junta de Andalucía, que es el órgano competente, y a raíz del debate y la regulación que se hace necesaria se han inscrito en el mismo", ha considerado, al tiempo que ha insistido en la importancia de que esas viviendas "sean de calidad", como el resto de oferta del destino.

Según la concejala, el Ayuntamiento promociona el destino pero "si la oferta de alojamientos, restaurantes, comercios, etcétera no es buena estaríamos vendiendo algo que no tiene atractivo"; de ahí la relevancia del Foro de Turismo de la ciudad en el que están representados todos los actores que intervienen de una u otra manera en este sector.

Málaga ciudad lo que necesita, en opinión de Martín Rojo, son más plazas hoteleras y que lo sean "de calidad". De hecho, ha puesto como ejemplo la buena ocupación del Gran Hotel Miramar de cinco estrellas gran lujo o la ampliación de otros establecimientos hoteleros como el NH Málaga.

"Hacen falta hoteles", ha apostillado, recordando que en muchos congresos que se celebran en el Palacio de Ferias de Málaga hay eventos con 500 personas pero en otros se superan los 1.500 o 2.000, "y se tienen que alojar en la costa porque no hay para albergar a tantas personas". Esto puede provocar, ha apuntado, que otros años grandes congresos escojan otros destinos.

En estos momentos en la ciudad "hay interés" por nuevos hoteles, muchos de ellos del tipo boutique o collection, es decir, pequeños establecimientos en zonas emblemáticas de la ciudad. En este punto, la concejala ha considerado que el hotel previsto en el Puerto de Málaga aumentaría considerablemente el número de plazas.

En Málaga, en temporada baja, no cierran hoteles como sí sucede en la costa porque los destinos urbanos están en auge. En este sentido, ha selñalado que cada vez son más habituales los 'city trips', es decir, visitar ciudades, algo muy demandado y a nivel internacional de hecho supera por primera vez al sol y playa".

"En diez años los destinos urbanos, como puede ser Málaga, han tenido 190 millones de viajeros internacionales y hay tendencia a vivir en las urbes y todo eso hace que vengan oportunidades empresariales pero son momentos de analizar cómo un destino lo afronta", ha sostenido, advirtiendo de que la gobernanza y las políticas públicas tiene un reto por delante para hacer que esos crecimientos sean "sostenibles y ordenados".

Respecto a los mercados con mejor comportamiento previsto para este año 2019, Martín Rojo ha considerado que el británico "sigue interesado", con un impacto previsto en la economía de la ciudad de 350 millones de euros; pero también el alemán y francés.

El Área continuará su trabajo en otros destinos como el asiático, el ruso o el turco, donde "hay que tener constancia"; pero también en Estados Unidos y América Latina. En este punto, la concejala ha incidido en que un vuelo directo es "fundamental".