El impacto del turismo en Málaga capital supera por primera vez los 3.200 millones

Málaga capital sigue su escalada en el turismo nacional y, por primera vez, el impacto de la actividad turística ha superado los 3.000 millones de euros entre el 1 de noviembre de 2017 y el 31 de octubre de 2018.

Turismo

En detalle, el impacto económico directo es de 2.207.569.485 euros y el indirecto asciende a 1.081.709.048 euros, alcanzándose esos más de 3.200 millones, lo que supone un incremento del 15,72 por ciento respecto al mismo periodo anterior, según los datos del Observatorio Turístico de Málaga presentado este martes.

El alcalde, Francisco de la Torre, junto a la concejala de Turismo y Promoción, María del Mar Martín Rojo; y el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y de Málaga (CEM), Javier González de Lara, ha desgranado, durante la última reunión del año del Foro de Turismo de la capital, estos datos, destacando la valoración de los turistas, que alcanza el 8,55 sobre diez.

En el periodo analizado la ciudad ha acogido a un total de 4.429.170 visitantes, un 12 por ciento más que en el periodo anterior. De ellos, 2.978.617 pernoctaron en alojamientos de la ciudad y 1.450.553 fueron excursionistas, es decir, que estuvieron un día en la ciudad.

En este sentido, los datos reflejan que el gasto medio de bolsillo del excursionista es de 70,76 euros, mientras que el turista tiene un presupuesto de viaje de 706,68 euros. Los motivos para visitar Málaga son el ocio y las vacaciones, destacando entre los que pernoctan el interés por vivir una experiencia o por el segmento de turismo urbano, con especial motivación por la oferta cultural y museística, además de la gastronomía.

Mientras tanto, los que solo pasan un día en la capital malagueña priorizan pasear por sus calles, realizar actividades gastronómicas y culturales, deteniéndose especialmente en conocer museos, como el Picasso, el Centre Pompidou o el Thyssen Málaga, así como monumentos como la Catedral o la Alcazaba. Valoran con más de un ocho la oferta de museos, la restauración y la relación calidad-precio. En este caso la nota media es de 8,47 sobre diez.

OFERTA DE ALOJAMIENTOS

El número de alojamientos turísticos en la ciudad es de 348, con 16.692 plazas, donde se incluyen hoteles, hostales, pensiones y apartamentos turísticos. A ellos hay que añadir las 21.206 plazas de viviendas con fines turísticas incluidas en el Registro de Turismo de la Junta de Andalucía y alrededor de 5.000 que están de manera alegal, ha detallado Martín Rojo.

El alcalde ha considerado "significativo" que los hoteles sigan teniendo una ocupación "muy buena pese al peso muy importante de la vivienda turística". Así, ha incidido en que hay que seguir "el camino de la calidad, de la capacidad de gasto, de una mayor diversificación", destacando por ejemplo la oferta de naturaleza; además de crear nuevas centralidades turísticas, etcétera.

"Son unos datos brillantísimos", ha subrayado, pese a la cierta ralentización del turismo en España por la competitividad de destinos del Mediterráneo y, frente a ello, Málaga sigue creciendo con números "muy impactantes".

El presidente de los empresarios andaluces y malagueños ha coincidido, por su parte, en que las cifras del Observatorio Turístico son "de satisfacción pero no de autocomplacencia" y ha instado a seguir trabajando y pensando "la mejor manera de construir la ciudad junto, sin olvidar la transversalidad" ya que al empresario le importa la seguridad, la limpieza o el urbanismo de la ciudad.

Así, ha hecho hincapié en la importancia que ha tenido el Foro de Turismo de Málaga, donde están representadas la administración y todos los agentes implicados en la actividad turística y que lleva once años "buscando fórmulas, estrategias y sinergias para trabajar y transformar la ciudad".

"Málaga se transforma porque hay una planificación y otros territorios no han tenido esa visión estratégica; los resultados son espectaculares", de hecho, González de Lara se ha detenido en la nota superior a ocho sobre diez que se da a la capital y que hace 15 años hubiera sido "impensable porque vivía de espaldas a la Costa del Sol y no tenía mecanismos de interlocución".

Sobre el futuro, De la Torre ha manifestado que la ciudad seguirá creciendo de manera "moderada", entre las que más aumentan sus cifras en turismo urbano del país además de en inversiones de empresas hoteleras, ingresos, etcétera. Sin embargo, la clave es "seguir siendo los mejores en calidad".

En este punto, cuestionado por qué tendría que mejorar la capital, el regidor ha incidido en el trabajo del Ayuntamiento por crear "nuevas centralidades" en otros puntos de la ciudad y no tanto en el centro histórico.

"Me hubiera gustado que la Trinidad tuviera ya el Museo Arqueológico instalado", ha dicho, poniendo también como ejemplo el incremento de visitas de turistas al Jardín Botánico de La Concepción. Además, ha asegurado que buscarán "nuevas apuestas culturales en otros espacios de la ciudad". "Tenemos que tener una ciudad muy atractiva siempre", ha apostillado.

LA IRRUPCIÓN DE LA VIVIENDA TURÍSTICA

También ha considerado el alcalde que el sector privado debe buscar nuevas ubicaciones, de manera que la restauración no sólo sea en el centro, citando La Malagueta, el espacio portuario de los muelles uno y dos; el distrito de Teatinos o el litoral de Poniente.

"De manera muy natural hay que dar respuestas a las demandas y tenemos que procurar por ordenanzas una cierta regulación de la vivienda turística vía urbanismo", ha indicado a los periodistas. En este punto, ha advertido de que es un tema "muy complejo desde el punto de vista legal" pero dejando claro que el Consistorio está trabajando en esta materia.

"La vivienda turística juega un papel que algunos consideran positivo, y yo lo considero positivo, pero hay que intentar que haya equilibrio entre la vivienda turística y los residentes", ha añadido. Para De la Torre, la ciudad "no se deteriora pero sí tenemos que procurar la convivencia y que haya el menor ruido posible".

A su juicio, cada vez hay más conciencia en procurar que la convivencia entre una actividad generadora de riqueza sea compatible con la calidad de vida de Málaga "porque al primero que le interesa es al sector privado, para que no pierda el atractivo".

En los mismos términos, el presidente de los empresarios malagueños ha indicado que los pisos con finalidad turística irrumpen ante la demanda y "como cualquier sector que tiene oportunidad". "Es como si habláramos del comercio online. Son nuevos formatos empresariales que buscan satisfacer necesidades de clientes", ha apostillado.

González de Lara ha hablado de la "democratización del turismo", desligándolo del de bajo coste. "El turismo ha llegado para quedarse y el fenómeno de la vivienda es un complemento de la oferta alojativa", ha enfatizado.

Contabilizando las plazas de viviendas turísticas en la ciudad se rozan las 39.000: "Esto induce a pensar que por supuesto hay que regular y eliminar la oferta ilegal, que hace un daño enorme a la actividad productiva establecida legalmente, como los hoteles y otras viviendas turísticas legales". Sin embargo, ha instado a "asumir el fenómeno como algo natural, que se da en todas las ciudades europeas y hay que tener la atención para que haya un marco jurídico estable que dé confianza".

El ser humano es libre; es algo más importante que decir que tiene derecho a la libertad. Ninguna persona necesita ni depende de que un gobierno o grupo alguno se lo reconozca. Sin embargo, vivimos en un mundo en el que, aún hoy, muchos seres humanos sufren la ausencia de libertad.