La uva pasa malagueña, un 'superalimento' beneficioso para la salud y bienestar

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Pasas de Málaga ha presentado un estudio nutricional sobre la uva pasa malagueña en el que se ha evidenciado que se trata de un "superalimento mediterráneo" beneficioso para la salud y el bienestar.

Axarquía

Las conclusiones del estudio indican que se pueden comer como un aperitivo nutritivo, rico en fibra dietética y carbohidratos, con un índice glucémico moderado, minerales, vitaminas y otros micronutrientes. Su contenido de grasa es bajo.

Por su valor nutricional general, se recomiendan como un aperitivo, tanto para el control de peso como para mantener la buena salud de las personas, ya que ayudan al control de la glucosa, el buen funcionamiento del sistema digestivo, la regulación de la presión arterial, prevenir enfermedades cardiovasculares, estimular el sistema inmune y regular la presencia del colesterol malo. Son fuente de calcio y mejoran la salud ósea. Muy rico en antioxidantes que ralentizan el envejecimiento celular.

Es un alimento tradicional, sostenible y nutricionalmente muy interesante, revela el informe, encargado por el Consejo y la Diputación de Málaga a la empresa Microambiental. En él se indica que la uva pasa es idónea para la actividad física y la práctica del deporte por su aporte energético. Su índice glucémico es "moderado" dada la fibra que tiene y que modera el nivel de azúcar en sangre.

Se recomienda tomar en el desayuno, por el aporte energético que supone y que se necesita después del ayuno. Igualmente es adecuado tomar uvas pasas entre comidas como snack. La recomendación es tomar 25 gramos por ración en cada snack de uva pasa malagueña, conforme a los criterios de una alimentación saludable.

Por otro lado, el uso como ingrediente en diferentes tipos de recetas y platos tradicionales, es también recomendable, aunque su cantidad dependerá de la receta, el número de ingredientes y el total de los comensales.

ÁCIDOS GRASOS BUENOS

El informe presentado este viernes, con la asistencia de la responsable de la marca creada por la Diputación, Sabor a Málaga, Leonor García Agua, y el delegado de Agricultura de la Junta de Andalucía, Javier Salas, sostiene que la mayoría de los ácidos grasos presentes en la uva pasa malagueña son en su mayoría insaturados, es decir, que son saludables. Los ácidos grasos omega 3 y 6 están muy representados.

"Los ácidos grasos presentes en la uva pasa malagueña son beneficiosos para el sistema circulatorio, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Reducen la resistencia a la insulina, minimiza el riesgo de artritis reumatoide y beneficia al aumento de las defensas", se precisa.

Además, participan en la formación hormonal hasta el funcionamiento neuronal y la formación de la retina. Estos ácidos grasos reducen el peso corporal aumentando la grasa muscular respecto a la grasa corporal.

En la fracción proteica de la uva pasa malagueña, se encuentran presentes aminoácidos que cumplen funciones biológicas muy interesantes y todos relacionados con el ejercicio y actividad física: mejora el rendimiento físico, reduce la fatiga y mejora el sistema inmunológico.

También son claves en la cicatrización de heridas. Es importante en la espermatogénesis, participan en la activación de la hormona del crecimiento y la liberación de hormonas. Igualmente posee vitaminas como el ácido fólico de gran interés para embarazadas, en periodo de lactancia y es beneficioso para el tratamiento de los síntomas de la menopausia.

En general, beneficia a hombres y mujeres porque protege las células sanas, regula la hipertensión y previene la anemia debido a las carencias de ácido fólico. Reduce las posibilidades de padecer cáncer de útero, de colón y mama. Posee vitamina B1 o tiamina que es muy importante en el metabolismo de los hidratos de carbono. Tiene un papel en el funcionamiento del corazón, del sistema nervioso, la formación de sangre nueva y el aparato digestivo.

La uva pasa cuenta con vitamina K que participa en la coagulación, regula el metabolismo de los huesos y el músculo permitiendo la unión del calcio. Además contiene vitamina B3 o niacina que elimina sustancias químicas tóxicas del cuerpo, participa en la producción de hormonas y sangre nueva.

MUCHO POTASIO

Entre los micronutrientes identificados el más representado e interesante en la uva pasa malagueña es el potasio. Es muy importante para la actividad física y para el corazón, ya que ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión, revela este estudio.

Además, ayuda a regular los fluidos corporales y a prevenir enfermedades reumáticas o artritis. Los niveles de calcio y el boro en la uva pasa malagueña ayudan a cuidar la salud ósea, luchar contra la osteoporosis y la degeneración de articulaciones. También es una fuente de boro, un micronutriente muy necesario para la correcta formación del hueso y para la absorción de calcio. También la concentración del fósforo es muy elevada que se relaciona mucho con el calcio, ya que, es muy importante en huesos, dientes y membranas celulares.

Contiene una cantidad considerable de hierro capaz de ayudar a tratar las anemias, polifenoles, destacando los taninos y las catequinas. Los primeros pueden prevenir los coágulos en sangre y el segundo es muy eficaz para prevención de tumores y de cáncer de colon. Garantizan una buena salud cardiaca y no contiene apenas sodio ni colesterol.

En poco tiempo se celebrarán los 40 años de la Constitución Española de 1978, y coincide con la edad de muchos jóvenes que a día de hoy intentamos, no sólo sacar adelante nuestras vidas personales y familiares, sino también encontrar sentido a nuestro sistema político.