Iglesias, en Sevilla, pregunta al 'susanismo' si hubiera preferido un acuerdo de PGE con C's

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha preguntado al 'susanismo' si está de acuerdo con el pacto para los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que han cerrado Podemos y el Ejecutivo de Sánchez o si bien "hubiera preferido un acuerdo con Cs".

Andalucía

"¿Hubiera sido posible la moción de censura si el susanismo hubiera ganado las primarias del PSOE? ¿Está de acuerdo el susanismo con este pacto de PGE o hubiera preferido uno con Cs?", ha planteado Iglesias antes de recordar que el acuerdo que alcanzaron en su día el PSOE y Cs "subía el Salario Mínimo Interprofesional un uno por ciento, mientras que el actual lo sube un 22 por ciento, ¿qué acuerdo le gusta al susanismo?".

Así se ha pronunciado Iglesias en un acto de precampaña en Sevilla junto a la coordinadora general de Podemos Andalucía y candidata a la Presidencia de la Junta por Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, en el Teatro TNT, donde se han completado el aforo con unas 400 personas e incluso ha habido que habilitar una sala contigua para dar cabida a los asistentes, según han informado los organizadores.

En este marco, el líder de Podemos ha puesto en cuestión que el PSOE-A esté en condiciones de defender a Andalucía tras haber gobernado en esta comunidad 36 años, y cuando también ha cuestionado "¿quién defiende los mínimos que unen a todos los ciudadanos de izquierdas en Andalucía?, ¿el susanismo?".

En este sentido, Iglesias ha dicho estar convencido de que "Adelante Andalucía y Unidos Podemos va a ganar las elecciones" y que cuando eso ocurra "no ganará una coalición de partidos sino una mayoría social, progresista, andaluza, cansada de corrupción, que quieren servicios públicos y que se eleve el SMI".

Y con Adelante Andalucía, como ha apostillado, "esa mayoría social tiene un instrumento político y muchos andaluces pensarán en las próximas semanas cuál es su instrumento para lograr que esa mayoría social tenga un instrumento adecuado en la Junta". "Teresa Rodríguez va a ser la próxima presidenta de Andalucía", ha subrayado en otro momento de su intervención.

Sobre el acuerdo de los PGE alcanzado con el Gobierno central, Pablo Iglesias ha dicho que "no está mal" pero que les gustaría "conseguir más cosas", así como que el mérito de conseguir cosas como el aumento del SMI no es de Podemos "sino de la gente que se movilizó".

Entre otras cuestiones, ha puesto en valor que también se ha conseguido un acuerdo en materia fiscal que, aunque "modesto", consigue cambios en el impuesto sociedades, una reforma del IRPF y un incremento en el impuesto de patrimonio para las rentas de más de diez millones de euros. Y también contempla una bajada del IVA para los productos de higiene femenina, de los servicios veterinarios, una ley integral contra la violencias sexuales, la revalorización de las pensiones y que se suban las pensiones mínimas y no contributivas.

RODRÍGUEZ VE "POCO INTERÉS" EN DÍAZ CON LOS PGE

De su lado, Teresa Rodríguez, que ha llegado al atril al grito de 'presidenta', ha comenzado su intervención explicando que su empeño pasa por conseguir que las siguientes generaciones no se acostumbren a vivir sin derechos. "Tenemos que asumir el reto de recuperarlos de manera inmediata, necesitamos que por una vez en diez años de retrocesos sociales, la rueda gire en la dirección contraria", ha agregado.

Por eso, ha defendido que acuerdo presupuestario es importante porque "tenemos la obligación de cosechar victorias ya para la gente, y eso supone este acuerdo de PGE con la subida del SMI, que tendrá una enorme repercusión en Andalucía".

No obstante, Rodríguez ha censurado que Susana Díaz tiene "poco interés" en que se apruebe el acuerdo de PGE, toda vez que le ha afeado que no ha tenido "ni un tercio del genio que tuvo que puso para hacer presidente a Rajoy y quitar de en medio a Pedro Sánchez con su gestora".

"LA POLÍTICA MCDONALDS DE LA DERECHA"

Y también ha censurado que el líder del PP, Pablo Casado, "parece que se ha sacado el máster de andalucismo en el mismo sitio donde se sacó el otro máster", al tiempo que ha rechazado la "política Mcdonalds" que, a su juicio, hacen las derechas, celebrando "el mismo acto prefabricado, envasado al vacío y plastificado" en cada ciudad a la que van.

Además, como ha subrayado Teresa Rodríguez, "vienen a hablar de Cataluña cuando lo que rompe este país no es el problema catalán sino el andaluz, las dificultades de llegar a fin de mes, las pensiones bajas, el aumento de los alquiles, en definitiva, la desigualdad que ha generado la crisis por la que tres personas tienen lo mismo que 14 millones".

Tras incidir en que no hablar de Andalucía "también beneficia a Susana Díaz", ha reprochado a la presidenta que "también es insultar a los andaluces los casos de corrupción, de clientelismo, gastar el dinero de parados en burdeles". "Nos han mandado al furgón de cola tras 100.000 millones de la UE que ha tirado el PSOE-A para crear redes clientelares y seguir en el poder", ha apostillado.

"Tenemos un reto histórico por delante, lo asumimos con la responsabilidad de pensar en la siguiente generación y en la Andalucía que le queremos dejar, digna y que lucha por el futuro, y eso no puede dárselo el susanismo", ha zanjado Teresa Rodríguez.

También ha intervenido en el acto la secretaria de Participación y diputada, Noelia Vera, que ha augurado que ya queda menos para que Susana Díaz "deje el escaño que le robó al pueblo y lo ocupe Teresa Rodríguez", así como ha asegurado que en Andalucía, el partido va a demostrar que "estamos fuertes, positivos y vamos a ganar".

De este modo, ha contrapuesto la defensa que ha hecho Teresa Rodríguez reclamando que los dirigentes acudan a Madrid a defender a Andalucía frente a las estrategias que están desarrollando los líderes del PP y de Cs, Pablo Casado y Albert Rivera, que están "paseándose por Andalucía como Pedro por su casa". Al popular ha afeado que apoye a una ministra que "insulta a los niños andaluces", mientras al líder del partido naranja que diga que "va a enseñarnos a pescar", cuando además ha reseñado que "intentan hacer política incendiando cada rincón del país y compitiendo a ver quién es más franquista".

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.