La Diócesis de Málaga ingresa más de 21 millones en 2017

La Diócesis de Málaga de la Iglesia Católica ha ingresado en 2017 un total de 21.369.403,92 euros, 1.278.438 euros más que en 2016 principalmente provenientes de la generosidad de los malagueños, es decir, de una mayor aportación de los fieles, mientras que los gastos han sido exactamente igual que los ingresos.

Religión

De esos más de 21 millones de euros que ha recibido, el 43,71 por ciento --9.339.937,25 euros-- corresponde a los ingresos a través de las 251 parroquias de Málaga y Melilla, con colectas, suscripciones y donativos; y el 24,01 por ciento --5.131.816,90 euros-- ha provenido del patrimonio, de los alquileres de inmuebles y actividades económicas.

Así, el 16,23 por ciento de los ingresos --3.467.784,24 euros-- es por la asignación tributaria del IRPF, que ha subido con respecto al ejercicio anterior en 138.503 euros; el 11,61 por ciento --2.481.382,46 euros-- procede de ingresos por servicios, y el 4,44 por ciento --948.483,07-- es debido a aportaciones extraordinarias, ha explicado Estrada.

La misma cantidad que ha ingresado la Diócesis ha sido gastada, con el 33,42 por ciento --2.792.647,79 euros-- destinado a sostener a los sacerdotes y seglares, más 4.348.679,13 euros para la retribución del personal seglar y seguros sociales de las parroquias y 1.675.368,72 euros para acciones pastorales.

Además, 3.433.734,83 euros se han destinado a acciones asistenciales; 4.764.864,66 euros a obras y conservación de inmuebles; 2.496.808,94 euros en otros gastos como rehabilitación de edificios, el 2,42 por ciento a gastos financieros y cuenta con un remanente del 0,32 por ciento, de 69.086,50 euros, ha precisado el diácono.

Respecto a la conservación del patrimonio, Estrada ha destacado las obras realizadas en la parroquia de Santiago en Málaga capital, con 186.000 euros; la de San Miguel, también en Málaga; con 245.000 euros; la Santa Iglesia Catedral, con 133.000 euros; Santa María la Mayor de Ronda, con 165.000 euros; o la casa parroquial de Periana, con 228.000 euros.

Asimismo, ha señalado que en 2017 se encontraban en ejecución obras en las parroquias de El Calvario (Marbella), Campillos, San Juan Bautista (Vélez-Málaga) y El Salvador (Málaga), que han finalizado en el ejercicio de 2018 y se detallarán el año próximo.

En la Diócesis de Málaga trabajan 206 sacerdotes y 176 religiosos, cuenta con 170 misioneros, 251 parroquias, 18 monasterios y contabiliza las horas de actividad pastoral en aproximadamente unas 751.900 durante el 2017, ha subrayado.

Además, sostiene 76 centros educativos católicos, siete centros sociales y asistenciales y da respuesta a las necesidades de 22.441 personas --enfermos, mayores, personas en riesgo de exclusión social o drogodependientes, entre otros--; 24 proyectos de cooperación al desarrollo y 71 Bienes Inmuebles de Interés Cultural (BIC).

Por su parte, el vicario general ha destacado que la Diócesis recibe aportaciones de muchos fieles pero también de muchas personas no practicantes "que les parece bien lo que hace la Iglesia y la apoyan".

Asimismo, ha subrayado que la transparencia "siempre ha estado presente" pues cada parroquia tiene su propio consejo de asuntos económicos, siendo la diócesis quien ofrece los datos de Málaga y Melilla.

Por estos motivos, ha recordado que las aportaciones van a un fondo común nacional y éstas luego se reparten en función de las necesidades de cada diócesis, que principalmente se destinan a atender a los más desfavorecidos.

En este sentido, ha resaltado que solo están extensos del impuesto del IBI los edificios dedicados a la actividad pastoral, por lo que de lo recibido una parte se dedica a pagar la luz, el agua, el teléfono y a trabajadores, así como para mantener el patrimonio, como templos en pueblos pequeños.

También ha apuntado que "llegar a la financiación plena es difícil, porque se viene de una música de que el Estado ha sostenido a la Iglesia", pero la mayoría de las aportaciones "vienen de los cristianos que participan en ella, los cuales no tienen sueldos acaudalados".

Ambos han detallado que en la Diócesis se han realizado 7.060 bautizos, 7.462 comuniones, 11.434 confirmaciones y 1.298 matrimonios, lo que supone un aumento en las dos primeras acciones con respecto al último año.

Respecto a los bautizos han detallado que han crecido debido a la comunidad latinoamericana, mientras que el descenso de los matrimonios se ha producido a nivel nacional tanto por vía laica como religiosa.

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.