El malagueño Jorge Rando lleva el arte español al Festival Qi Baishi en China

El Festival Internacional de Arte y Cultura Qi Baishi es uno de los eventos culturales asiáticos más relevantes en el mundo del arte. Por primera vez la cultura española estará representada gracias a la presencia del pintor malagueño Jorge Rando.

Cultura

El próximo 26 de noviembre comienza este festival, que lleva el nombre del pintor moderno más importante de la República Popular China, Qi Baishi. Tras cuatro ediciones se ha situado como un referente en el ámbito cultural asiático para difundir la pintura y la caligrafía china a través de la figura de Qi Baishi, conocido como el Picasso español, y establecer relaciones artísticas internacionales.

Rando es un invitado de honor en uno de los acontecimientos culturales más importantes de la República Popular China, han resaltado desde el Museum Jorge Rando de Málaga en un comunicado.

El festival presenta su quinta edición en un momento en el que Qi Baishi se sitúa como uno de los pintores más cotizados del mundo, la venta de la serie "Los Doce Tablones de Paisajes" del artista por 144 millones de dólares la sitúa entre las obras más caras de la historia del arte.

Por tanto, en esta edición el arte español estará por primera vez representado en la historia de este festival gracias a la presencia de Jorge Rando, quien protagonizará uno de los principales eventos del acto de inauguración. Desde el Comité organizador destacan los lazos de unión entre Baishi y Rando, un encuentro artístico entre oriente y occidente a través de su intencionalidad artística de conectar al ser humano con lo universal y abogar por su renovación espiritual.

El Festival se desarrollará del 26 al 28 de noviembre en la ciudad natal de Baishi, Xiangtan (Hunan). Durante estos días se ofrecerán seminarios, conciertos y eventos culturales de primer nivel para cuya cobertura están acreditados más de 100 medios de comunicación nacionales e internacionales.

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.