Jesús Reina, Anna Nilsen, Josu de Solaun y Francisco Araiza celebran la vida y obra de Tchaikovsky

Los violinistas Jesús Reina y Anna Nilsen, el pianista Josu de Solaun, el tenor Francisco Araiza y la Orquesta de la Academia Galamian, celebran la vida y obra de Tchaikovsky en el 125 aniversario de su muerte. 

Música

Reina y Anna Nilsen, codirectores del Festival Internacional de Música de Cámara Málaga Clásica, abordarán la Gala Tchaikovsky junto a un habitual solista de su encuentro anual, De Solaun, a la Orquesta de la Academia Galamian, eje de la actividad didáctica de los violinistas, y a un invitado de primera categoría internacional, el afamado tenor mexicano Francisco Araiza.

Los emblemáticos conciertos para violín y piano del compositor ruso, en los que intervendrán como solistas Jesús Reina y Josu de Solaun respectivamente, acercarán al público a su humanismo trágico en una sesión organizada para homenajearle en el 125 aniversario de su fallecimiento, han informado desde el Teatro Cervantes en un comunicado.

Comenzará la velada con una de las más grandes composiciones musicales de la historia, la Obertura 1812, escrita con motivo de la derrota de Napoleón en su campaña por conquistar Rusia y, con el paso del tiempo, convertida en insignia musical de la libertad y la lucha contra la tiranía.

El programa continuará con el Concierto para violín y orquesta en re mayor, Op.35, una pieza clave del Romanticismo musical compuesta en 1878 en el retiro de Tchaikovsky a orillas de un lago suizo tras una depresión.

Jesús Reina deberá demostrar su virtuosismo en una composición caracterizada por la belleza de sus melodías y su dificultad técnica. La sesión culminará con el Concierto para piano y orquesta número dos en sol mayor, Op.44, una partitura que el compositor dedicó a Rubinstein, aunque éste falleció poco después de que fuera terminada y no la pudo estrenar.

El director invitado, Tomás Grau, estará al frente de la Orquesta de la Academia Galamian, liderada por la profesora de la Academia y solista noruega Anna Nilsen, quienes acompañarán también al mundialmente conocido tenor Francisco Araiza, en un obsequio musical para los asistentes del concierto.

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.