Torremolinos acoge el Campeonato Unión Europea de peso supermedio

La plaza de toros de Torremolinos se convertirá el próximo viernes en el ring del Campeonato Unión Europea de peso supermedio con el combate de boxeo entre Ronny Landaeta y Anatoli Hunanyan.

Costa del Sol

La velada, que cuenta con el apoyo de la Diputación de Málaga, comenzará a las 20.00 horas con seis combates olímpicos y vivirá su momento álgido con la pelea por el título continental que tendrá lugar tras la celebración de cuatro combates profesionales a partir de las 21.00 horas.

Las entradas podrán adquirirse en la web de www.ticketea.com por precios a partir de diez euros, además de la taquilla instalada en la puerta de la plaza de toros.

El concejal de Deporte del Ayuntamiento de Torremolinos, César Carrasco, ha asegurado que "con este tipo de eventos ponemos de manifiesto que Torremolinos puede ser sede de cualquier disciplina deportiva que se precie, ya que contamos con unas instalaciones inmejorables y un clima perfecto para la práctica deportiva".

"De nuevo, seremos foco de atención a nivel internacional de una competición del que saldrá un campeón continental y nuestro municipio encabezará multitud de medios de comunicación a nivel europeo", ha valorado.

Por su parte, el director de Deporte de la Diputación de Málaga, Luis Díaz, ha reseñado "la importancia que se dé visibilidad a esta disciplina de la que muchos malagueños son aficionados".

Kiko Matamoros y Mario Digiosa, responsables de World Factory Events, promotora del evento, han manifestado durante la presentación de los combates que "el objetivo que nos marcamos es traer un evento mundial para que los aficionados puedan disfrutar en su localidad de las estrellas del boxeo internacional. Antes, "como preludio para las futuras grandes citas, disfrutaremos de una velada con los mejores púgiles a nivel español y europeo", han manifestado.

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.