La espectadora de la Ryder Cup que perdió un ojo demandará al torneo

Corine Remande, que perdió la visión de su ojo derecho tras recibir el impacto de una bola lanzada por el estadounidense Brooks Koepka en la pasada Ryder Cup, presentará una demanda para "alertar sobre la seguridad del público". 

Golf

Corine Remande denuncia haber estado tirada en el suelo durante cerca de una hora sin que los socorristas interviniesen antes de ser evacuada. "Tuve miedo de ser pisoteada porque llegaba Tiger Woods y la muchedumbre aumentaba alrededor nuestro", explica al citado medio, para añadir que "lo que me impactó también fue que los espectadores me hacían fotos, pero ninguno de ellos llamó a los socorristas".

"Los comisarios tenían que haber gritado 'bola' y no lo hicieron, y para aumentar el espectáculo, los organizadores avanzaron la salida de los jugadores del hoyo 6 con el fin de permitir a los grandes pegadores llegar al 'green' de un solo golpe", asegura Corine Remande. "Ahora hemos presentado una demanda con el fin de tener respuestas a nuestras preguntas, para interpelar al conjunto de organizadores sobre la seguridad del público", sentencia.

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.