El Museo de Vélez albergará los restos de la Edad del Bronce hallados en Periana

El área de Cultura del Ayuntamiento de Vélez-Málaga ha colaborado en la recuperación de una tumba tipo cistoide, correspondiente a la Edad del Bronce, que contenía una olla vertical de cerámica y restos óseos de dos personas, un adulto y un joven.

Axarquía

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, Cynthia García, ha explicado que los restos han aparecido casualmente durante unas obras de movimiento de tierra en las que la tumba ha quedado al descubierto.

El propietario del terreno, en un acto de conciencia y de responsabilidad, ha comunicado el descubrimiento al alcalde de Periana, Rafael Torrubia, para que se pudieran tomar las medidas oportunas en cumplimiento con lo dispuesto por el artículo 50 de la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, de Patrimonio Histórico de Andalucía.

"Ante la necesidad de personal técnico específico para la recuperación de los restos, el alcalde de Periana se ha puesto en contacto con la delegación de Cultura de Vélez-Málaga solicitando nuestra colaboración a través del arqueólogo municipal y del director del Museo de Vélez-Málaga", ha detallado García.

Así, ha detallado que se ha creado un equipo de investigación dirigido por José Suárez Padilla, del Área de Prehistoria de la Universidad de Málaga, y Emilio Martín Córdoba, director del MVVEL; que cuenta también con la colaboración de Alfonso Palomo para el estudio de antropología. Los restos quedarán albergados provisionalmente en el Muvel, inicialmente para su conservación y estudio y, posteriormente, para su futura exposición.

Por último, la edil de Cultura de Vélez-Málaga ha agradecido al Ayuntamiento de Periana "la posibilidad que nos ofrece de conservar este hallazgo en nuestro museo, para su estudio y para futuro disfrute de los visitantes, y como una prueba más de que el Muvel es un claro referente del rico patrimonio cultural e histórico de toda la Axarquía".

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.