La Costa del Sol mantiene sus cifras pese a la recuperación de destinos mediterráneos

La Costa del Sol mantiene sus cifras turísticas en casi todos los indicadores en los siete primeros meses del año en comparación con los datos del verano de 2017, que fue el mejor de la serie histórica, según refleja el último Boletín de Coyuntura Hotelera que elabora Turismo Costa del Sol.

Turismo

De enero a julio de este año, los hoteles de la provincia recibieron la visita de 3.165.567 viajeros, lo que supone un aumento del 1,2 por ciento respecto al mismo periodo de 2017, donde los viajeros nacionales crecieron un 2,1 por ciento frente al 0,7 por ciento de los internacionales.

Asimismo, en la misma línea de crecimiento moderado, la Costa del Sol registró un total de 11.402.233 pernoctaciones hoteleras hasta julio, experimentando así un leve incremento del 0,2 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, siendo el turismo nacional el que mejores datos registró con un aumento del dos por ciento frente al descenso del 0,4 por ciento en las pernoctaciones internacionales, según han indicado desde Turismo Costa del Sol a través de un comunicado.

Por otro lado, en estos siete primeros meses la estancia media en los hoteles fue de 3,5 días, una décima inferior al 2017, mientras que el grado de ocupación fue del 59,6 por ciento, un 0,7 por ciento inferior al mismo periodo del pasado año.

En relación con el empleo, los hoteles de la provincia contrataron un 3,9 por ciento más de personal en el acumulado de los siete primeros meses al firmar casi 500 nuevos contratos.

El presidente de Turismo Costa del Sol, Elías Bendodo, ha afirmado que el destino "mantiene un crecimiento moderado o se mantiene en casi todos los indicadores turísticos, lo que es una buena noticia pues venimos del mejor verano que vivimos en 2017".

"Además, con los datos disponibles hasta ahora es muy positivo que crezcan más los ingresos y el empleo que los turistas, pues eso significa que el turismo está creando riqueza para los malagueños y respalda también la estrategia que acertadamente emprendimos en 2011 para buscar un turista con mayor capacidad de gasto", ha explicado.

Por otra parte, si se contabilizan todas las pernoctaciones realizadas en todo tipo de oferta reglada, la Costa del Sol alcanza la cifra de 16.229.545 pernoctaciones en los siete primeros meses del año, un 0,8 por ciento inferior al pasado año, mientras que en ese mismo periodo se registraron 4.056.097 viajeros alojados en hoteles, apartamentos turísticos, campamentos, turismo rural y albergues, un 0,35 menos que en 2017.

Reino Unido, España, Alemania, Francia y Países Bajos lideran el ranking de los principales países emisores de viajeros que han entrado por el aeropuerto de Málaga durante los siete primeros meses del año, y respecto al volumen de crecimiento, España, Dinamarca y Francia se posicionan como los países con un mayor incremento en los primeros siete meses del año.

Así, la Costa del Sol recibió a 167.481 franceses en alojamientos turísticos entre enero y julio, lo que supone un incremento del 17,5% respecto al mismo periodo del año anterior, y Dinamarca es el segundo país con mayor crecimiento de viajeros, con 52.557, un 13,8% más.

EMPLEO TURÍSTICO

Por otro lado, los resultados que el turismo en la Costa del Sol viene mostrando mes a mes tienen su reflejo también en el comportamiento del empleo turístico, establecido en 13.080 puestos de trabajo en hoteles de enero a julio, lo que supone un incremento del 3,9 por ciento respecto a la misma cifra registrada en el mismo periodo de 2017.

Al respecto, Bendodo ha destacado que "este dato que supone una satisfacción aún mayor, pues la actividad turística sigue generando empleo y riqueza en la Costa del Sol".

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.