Para tiempos de cadenas

Reivindico la poesía en los tiempos de la usurpación del pensamiento. Exijo la lírica como antídoto para las cadenas que pretenden imponer a nuestro espíritu dormido.

Esteban Goti

                       

El tiempo del verano

es momento de expansión liberadora.

Se abre el hombre al mundo, y se meten en él,

las sales de la mar y los pasteles del aire.

Brota un nuevo corazón,

para que todo ser viviente se haga más verdad,

y menos cuerdas le hagan esclavo.

 

Conteste el hombre libre, ¡no!,

y así retrocedan, un poco más, las bestias devoradoras

de su innata emancipación.

Viva sin miedo alguno,

porque nadie podrá arrebatarle su alma,

 suya es, de pleno derecho.

 

Y sepa siempre el ser, que su libertad,

no es puro andar indolente,

que la acompañan sus ángeles;

la moral, que le da dignidad y fronteras,

la responsabilidad, que la hace auténtica,

la sabiduría, que le marca sus sendas.

 

Respire todo el que camina, bien hondo,

en el tiempo del verano.                                                     Esteban Goti Bueno. Historiador.

 

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.