Cecilia Quílez

Cecilia Quílez presenta en el CAL su nuevo poemario 'Caligrafía de la necesidad'

ESTE MIéRCOLES.  La Consejería de Cultura acoge la presentación del nuevo poemario de Cecilia Quílez 'Caligrafía de la necesidad', publicado por Bartleby Editores. La cita literaria, a partir de las 19.30 horas.

Literatura

"Letras Capitales" es un programa literario que el Centro Andaluz de las Letras organiza en Málaga desde el año 2009 y que busca acercar la creación más actual a los lectores. Este ciclo se desarrolla gracias a la colaboración que se ha articulado, a lo largo de estos años, entre las editoriales, los creadores y sus lectores.

Cecilia Quílez adentra al lector en esta larga canción de soledad que es "Caligrafía de la necesidad", su último poemario, un libro que, según ha informado la Junta de Andalucía, "es como un fado que se entona con el aliento áspero de una mujer que aparentemente camina hacia el destierro y tiene la fiereza del combate como única aliada".

"La música de ese cuerpo solitario remolca su ficción sobre las páginas lo mismo que un señuelo para que el lector pueda seguir el rastro de una sombra que siempre le antecede. El dolor va cayendo cual piedra atada a los pies de un cadáver y, palabra a palabra, nos seduce y arrastra con ella a donde vaya. La sombra, por el contrario, sólo es el subproducto de un cuerpo iluminado y la poeta, que lo sabe, hace que la oscuridad nos mire de continuo frente a frente", han sostenido.

Cecilia Quílez (Algeciras, Cádiz) tiene publicados cinco libros de poemas: "La posada del dragón", "Un mal ácido", "El cuarto día", "Vísteme de largo" y "La hija del capitán Nemo". Ha colaborado en programas de radio y coordinado y dirigido exposiciones de pintura y escultura los catálogos de éstas. Tiene relatos y artículos publicados en diversas revistas y publicaciones y participado como ponente en diferentes jornadas sobre literatura en conferencias nacionales e internacionales, programas de televisión y radio.

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.