Damián del Castillo, Olena Sloia y Fabián Lara protagonizan el Rigoletto

El coliseo malagueño invitará al público al ensayo general del miércoles 16 de mayo. 

Cultura

Las trágicas desventuras del contrahecho bufón del Duque de Mantua con la que Giuseppe Verdi empezó a fraguar su personalidad de compositor popular y a la par rompedor de moldes cierran el próximo fin de semana la 29 Temporada Lírica del Teatro Cervantes de Málaga con el barítono Damián del Castillo, la soprano Olena Sloia y el tenor Fabián Lara, quienes protagonizan Rigoletto.

La obra se pone en escena el viernes 18 y el domingo 20 de mayo en un montaje del Cervantes y Producciones Telón que agotó hace semanas las entradas disponibles.

Al frente del mismo figuran el maestro Salvador Vázquez, que dirigirá desde el foso a los solistas, la Orquesta Filarmónica de Málaga y el Coro de �"pera de Málaga, e Ignacio García, un director de escena que subraya que Rigoletto es la crónica de una maldición fundada en la hiperprotección paterna, la culpa y el exceso, una ópera que narra la historia de un padre deforme "que protege a su hija como un cancerbero en medio de un mundo de vicio y depravación".

Rigoletto es una obra que contiene luminosas páginas como las celebérrimas arias "Caro nome" o "La donna è mobile", pero además es la ópera en la que "empiezan a tomar forma todos aquellos elementos que convierten el estilo del compositor de Busseto en inconfundible", ha explicado el musicólogo y traductor Luis Gago.

En ella empieza a concebir la música como un instrumento de caracterización psicológica. Al respecto, Gago ha afirmado que "a partir de ahora, el conflicto en las óperas de Verdi no se produce ya entre distintos personajes, sino, muy especialmente, dentro de cada uno de ellos".

Damián del Castillo, barítono ubetense formado en Málaga, interpretará al deforme bufón, un rol que le llega tras formar parte del sexteto de voces principales del Così fan tutte que vimos en marzo y de encarnar a Jesús en el oratorio de Marco Frisina Passio Christi.

Cerrarán el triángulo de solistas principales el tenor mexicano Fabián Lara como "Duque de Mantua" y la soprano ucraniana Olena Sloia en el papel de "Gilda", la bella e inocente hija de "Rigoletto". Christian Díaz (el sicario "Sparafucile"), Sandra Ferrández ("Maddalena", hermana del asesino profesional) y Manuel Más (el maldiciente "Conde "Monterone") también desempeñan papeles destacados en esta producción del drama lírico verdiano.

ENSAYO GENERAL ABIERTO AL P?BLICO

Los tres cantantes protagonistas, el director malagueño Salvador Vázquez y la ayudante de dirección de escena, Ana Tébar, han presentado la producción en una rueda de prensa presidida por la concejala de Cultura, Gemma del Corral, y el director-gerente del Teatro Cervantes, Juan Antonio Vigar, y de la que también formó parte Gema Domínguez, responsable de Artes Escénicas y Espacios Culturales de la Fundación Unicaja, entidad que colabora con la Temporada Lírica.

Del Corral y Vigar han valorado "la alta calidad del ciclo" que culmina con Rigoletto y su éxito de crítica y público, además del incremento del 35 por ciento en el número de abonos, la óperas de Puccini y Mozart que se representaron respectivamente en noviembre y marzo, Turandot y Così fan tutte, también agotaron las entradas disponibles.

Por ello, y al igual que sucediera con el ensayo general de Turandot, el Cervantes quiere acercar la puesta en escena de la magna obra de Verdi a la mayor cantidad posible de aficionados y brindará la posibilidad de asistir al ensayo general del miércoles 16 de mayo a las 21.00 horas. Juan Antonio Vigar anunció que las invitaciones estarán disponibles en taquilla del teatro mañana martes desde las 11.00 horas.

Las arias "Caro nome", "La donna è mobile", "Ella mi fu rapita" Parmi veder le lagrime" o "Cortigiani vil razza dannata" y los dúos "Figlia, mio padre", "Mio padre... tutte le feste al tempio" o "Chi mai, chi è quiLassù in cielo" se escucharán dentro de una angulosa, oscura y lúgubre escenografía diseñada por Alejandro Contreras e iluminada por Ignacio García y el propio Contreras, y con los solistas y el coro vestidos por Ana Ramos, que se ha inspirado en el tenebrismo de los cuadros de Rembrandt.

Completan el reparto el barítono Pedro Martínez (el cortesano "Marullo", el tenor Guillermo Jiménez ("Borsa", cortesano), el barítono Gabriel Alonso ("Conde de Ceprano"), y las sopranos Olga Bykova ("Condesa de Ceprano"), María Lourdes Benítez ("Giovanna", doncella de "Gilda") y Elena Garrido (paje).

En la producción musical de Rigoletto destacan de nuevo las participaciones de la Orquesta Filarmónica de Málaga y del Coro de �"pera de Málaga, ambos socios destacados de la Temporada Lírica del Cervantes. Salvador Vázquez, cuya presencia en la Temporada Lírica 2017-18 se ha extendido también a la dirección del Coro en los otros dos títulos escenificados, se encarga ahora de conjuntar voces e instrumentos.

TEMPORADA LÍRICA DEL TEATRO CERVANTES

La 29 Temporada Lírica del Teatro Cervantes comenzó en noviembre de 2017 con la puesta en escena de Turandot con dirección musical del maestro Arturo Díez Boscovich y escénica de Emilio López y prosiguió el 17 de febrero con un recital del tenor Gregory Kunde.

En marzo se exhibió Così fan tutte en una producción del templo municipal que apostó por las voces locales más prometedoras, con Manuel Hernández Silva desde el atril y Curro Carreres en el diseño de la acción teatral.

El ciclo operístico del coliseo malagueño cuenta con la colaboración del INAEM, Fundación Unicaja (entidad que colabora con el ciclo desde hace 21 ediciones y que este año ha incrementado su aportación económica), Sando y �"pera XXI.

La democracia es algo muy frágil. Se vocifera en alta voz y aparece en multitud de pancartas, pero es frágil, mucho. Sus dinamiteros han estado siempre fuera y dentro de ella, y hoy quiero dejar esto de manifiesto, con toda su verdad, con toda su crudeza.