Adelfa Calvo

La actriz malagueña Adelfa Calvo conduce la gala de clausura del Festival de Cine

La actriz y ganadora de un Goya Adelfa Calvo ha sido la encargada de conducir la vigésimo primera gala de clausura del Festival de Málaga. Cine en Español, que se ha celebrado este sábado en el Teatro Cervantes, poniendo así el broche final a la cita malagueña.

Cine

La ceremonia ha dado comienzo al filo de las 20:30 horas cuando Fran Perea ha aparecido en el escenario para presentar el tema "Boquerón" de un nuevo proyecto, "Viaja a la palabra", que verá la luz en otoño.

Perea ha dado paso a Adelfa Calvo, presentadora de la gala, que se ha mostrado emocionada "por presentar en mi teatro, el Cervantes, en la que tantas veces he trabajado". "Han pasado por nuestra alfombra profesionales conocidos y menos conocidos" por un Festival de Málaga "que tiene musicalidad propia, la del idioma", ha añadido.

Calvo, mejor actriz de reparto en la última edición de los Goya, se ha referido al Festival de Málaga. Cine en Español como "el referente de la industria del cine español" en una ciudad que "respira aroma de cine por todos los rincones". "El cine tiene ganas de seguir creciendo y en Málaga puede hacerlo", ha expresado Adelfa Calvo.

A continuación ha dado paso a un vídeo con todos los momentos vividos en esta edición del festival, y se ha procedido a la entrega de los galardones a los premiados, quienes no han escatimado en palabras de agradecimiento a los miembros del equipo, compañeros, familiares y amigos.

BIZNAGAS DE ORO

Esta edición del Festival contaba con 19 películas, españolas e iberoamericanas, que competían por sendas Biznagas de Oro. Las ganadoras han sido "Las distancias", de la catalana Elena Trapé, y "Bezinho", del realizador Gustavo Pizzi, como película española e iberoamericana, respectivamente.

Trapé ha subido junto a la productora de la película, Marta Ramírez. ?sta última ha sido quien ha tomado la palabra, dedicando el premio a sus padres y agradeciendo "a todo el equipo que ha trabajado en ella" así como "a todas las instituciones que han hecho posible la película" gracias "al trabajo de mucha gente".

En representación de Gustavo Pizzi, que no ha podido asistir, han subido Agustina Chiarino, productora de la cinta. ?sta ha dado las gracias al Festival por el reconocimiento así como ha dedicado el premio "a todas las familias, pero en especial a la mía" en una cinta que muestra "la historia de una mujer luchadora".

MEJORES ACTORES

Valeria Bertuccelli, por "La reina del miedo" y Alexandra Jiménez, por "Las distancias" han conseguido la Biznaga de Plata a Mejor Actriz ex aqueo, si bien ninguna de las dos artistas ha podido asistir al encuentro por encontrarse fuera de España. Jiménez, que está en Argentina por trabajo, ha dado las gracias en vídeo "por considerar este gran trabajo" y a Elena Trapel, directora del filme, "por llevarme a un sitio desconocido". Bertuccelli, por su parte, también ha agradecido el premio en vídeo "por el tremendo reconocimiento".

Por su parte, Javier Rey, Mejor Actor por "Sin fin" de los hermanos Esteban Alenda, ha recibido el premio de manos de María León, coprotagonista de la cinta. El actor ha dedicado el premio a los directores, "dos tipos brillantes, artesanos, humildes y amigos". "Me encantaría poder renombrar este premio a Mejor Pareja Artística porque el uno sin el otro no tiene sentido. María León es una de las mejores actrices del universo", ha manifestado.

Asimismo, Vladimir Cruz, Mejor Actor de Reparto por "Los buenos demonios", ha manifestado su agradecimiento a Ricardo Chijona "por su confianza", a Alejandro Hernández "por el guión" y a sus dos hijas.

Por otra parte, Carmen Flores, Mejor Actriz de Reparto por "Mi querida cofradía". Flores, que no ha podido ir al estar trabajando, ha dicho en boca de Marta Díaz de Lope que ha dado las gracias tanto al jurado como al equipo, especialmente "a las mujeres del reparto".

MEJOR GUION Y DIRECCI�"N

"Los buenos demonios" se ha hecho con tres biznagas. Al anteriormente mencionado se une la Biznaga a Mejor Música y al Mejor Guión. Este último galardón ha sido recogido por Alejandro Hernández, uno de los guionistas del filme.

Hernández ha dedicado el premio a su compañero, Daniel Díaz Torres, fallecido antes de estrenar la película. "A su familia le va a hacer mucha ilusión", ha confesado. El guionista ha dado las gracias al jurado "porque este tipo de películas, que hablan de una realidad cubana no tan amable, son necesarias. El apoyo desde aquí lo agradecemos mucho", ha manifestado Hernández.

También ha subido al escenario de nuevo Chiarino, productora de "Benzinho", Premio Especial del Jurado de la Crítica. La productora ha expresado que para el equipo de la película "es importante que pueda llegar a salas españolas". Previamente, el director Gustavo Pizzi ha agradecido por video "el reconocimiento de los críticos".

Asimismo, Marta Díaz de Lope ha recogido la Biznaga Premio del Público por "Mi querida cofradía", la ópera prima de la directora malagueña. Díaz de Lope ha agradecido al "público de Málaga porque ellos nos regalan el premio y nos han dado su cariño".

El premio a Mejor Dirección ha recaído en la catalana Elena Trapé, por "Las distancias". Trapé ha querido mostrar su agradecimiento al festival y al jurado "por la selección de la película", así como "a toda la gente que ha remado conmigo", entre ellos a los actores por "hacer mi trabajo visible". "También a mis padres, que son los mejores abuelos del mundo", ha finalizado Trapé.

Por último, los galardonados han subido a las tablas del Teatro Cervantes para hacerse una foto de familia. Posteriormente ha tenido lugar la proyección de "El mejor verano de mi vida", de Daniel de la Orden. La presente edición de este certamen concluirá este domingo con un maratón en el Cine Albéniz donde se proyectarán las películas ganadoras de las distintas secciones así como el concierto de la Sinfónica Provincial de Málaga dirigido por el compositor Fernando Velázquez.

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.