Chijona reflexiona sobre el valor y la ética de Cuba en 'Los buenos demonios'

El director mexicano Gerardo Chijona ha presentado este viernes "Los buenos demonios", una cinta en la que reflexiona sobre "el mundo de valores y ética en la sociedad cubana" pero "sin juzgar a nadie". El filme cierra la Sección Oficial a Concurso del Festival de Málaga. Cine en Español.

Cine

Chijona ha estado acompañado por el guionista Alejandro Hernández, escritor de la novela "Algún demonio" en la que se basa la película; los actores Vladimir Cruz y Jesús Prieto; y los productores José María Morales y Danilo León.

La película fue un producto de Daniel Díaz Torres, guionista cubano que falleció en 2013 y que fue el encargado de convencer a Hernández de adaptar la novela para el largometraje. Chijona ha reconocido que le "costó trabajo" decidirse por hacer la película porque "no es una mirada parecida a la mía". "Siempre había algo que no me terminaba de encajar, que era el final", ha explicado el director de la obra.

"En el guión confluyen tres generaciones de cubanos", ha explicado el director. "La que sigue creyendo en los valores de la revolución; la clase emergente de negocios; y los hijos del Periodo Especial. Esos personajes confluyen en un micromundo y cada cual tiene un concepto distinto de la moral", ha puntualizado.

Hernández, guionista cubano pero que se mudó a España en 1998, ha considerado "un lujo" ver la película hecha. "Tenía la cosa de poder hacer cine en mi país. Es la primera vez que trabajo con un director cubano". Asimismo, ha reconocido que "es una historia personal que escribí para desahogar mis propios demonios".

El guionista ha afirmado que el personaje que interpreta Vladimir Cruz "tiene que ver conmigo". "Soy de la generación que se suponía iba a ser un hombre nuevo y no ha sido. Es una reflexión sobre la ilusión de la gente en las utopías que se acaban echando a perder. Fue una novela con un poco de dolor y con mucha ilusión, pero no la hice pensando en que se convertiría en una película", ha manifestado Hernández.

Por último, los representantes de la película fueron preguntados por la situación actual de Cuba, en la que Miguel Díaz-Canel ha sido elegido nuevo presidente del país americano. "Es un relevo de generaciones. ¿Para dónde va Cuba? Ojalá tuviese una bola de cristal. Es más fácil vivir allí que tratar de entenderlo", ha manifestado el director de la obra, que ha pedido que la primera tarea sea "elevar el nivel de vida de la gente".

Reivindico la poesía en los tiempos

de la usurpación del pensamiento.

Exijo la lírica como antídoto para

las cadenas que pretenden imponer

a nuestro espíritu dormido.